Publicitat
Publicitat

Las mujeres se animan con los implantes de cabello

Hace muy pocos años, cuando se hablaba de implantes de cabello, los realizados en mujeres eran prácticamente anecdóticos. En general, no eran muchas las personas que se realizaban este tipo de intervención debido al alto precio de la misma pero, además, los resultados no eran demasiado buenos para ellas.

En primer lugar, el pelo injertado no tenía un aspecto muy natural, lo cual les impedía dejárselo crecer o teñirlo a su gusto. No se veía igual al resto y eso afectaba a su imagen, por lo cual muchas mujeres optaban por peinados que disimularan los problemas de calvas o por pelucas si la falta de pelo era demasiado evidente.

Por otro lado, los implantes no tenían demasiadas garantías, en algunos casos el pelo se volvía a caer, por lo que no sentían que valiera la pena invertir tanto dinero para no verse tal y como querían.

Hoy, las cosas son muy distintas. Las nuevas técnicas de microinjertos garantizan que el pelo implantado será permanente y tendrá el mismo aspecto que el pelo natural, comportándose del mismo modo ante tintes, lacas u otros productos. Nadie diferenciará entre el pelo implantado del pelo propio, lo cual es muy importante para cualquier mujer.

En lo que se refiere al precio, también ha habido cambios importantes en este terreno. Ahora el precio de los implantes ha bajado, especialmente si se realizan en países como Turquía. Realizarse un injerto capilar en Turquia es tan seguro como en cualquier otra clínica puntera de Europa, pero el precio es muy inferior. En algunos casos se puede ahorrar más de la mitad del importe.

Incluso hay agencias que se encargan de organizar los desplazamientos y las citas médicas para que la persona que viaja solo tenga que preocuparse de reservar el vuelo y acudir a su cita. Incluso puede compaginar el viaje médico con una visita turística alargando su estancia un par de días para conocer Estambul, la ciudad en la que se realizan la mayoría de estas intervenciones.

Con todas estas comodidades y mejores es normal que las mujeres se animen cada vez más a realizar este tipo de trasplantes y no se resignen a lucir ciertas calvas causadas por el estrés o la medicación o una calvicie más evidente por problemas hormonales o por tratamientos médicos agresivos con el cabello, como es el caso de la radioterapia.

Comentaris


No hi ha cap comentari

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat