Publicitat
Publicitat

10 razones para hacer una escapada a Lanzarote

Si se está pensando en viajar a alguna isla sin duda Lanzarote es una gran opción para descansar y disfrutar de unas vacaciones increíbles conociendo un lugar nuevo. Aquí se presentan diez razones por las que hacer una escapada a Lanzarote siempre es una muy buena opción.

El Parque Nacional de Timanfaya

Uno de los motivos que sin duda te harán disfrutar y no arrepentirte de haber elegido Lanzarote como destino será visitar esta joya paisajística y natural que constituye el Parque Nacional de Timanfaya. Se trata de un lugar increíble que se formó a partir de diferentes erupciones volcánicas durante los siglos XVIII y XIX y que resulta asombroso para los geólogos. En él se puede disfrutar observando el espectacular color rojizo y negro que hace que parezca que por un momento sus visitantes se hayan tele-transportado a la luna. Como nota curiosa cabe reseñar que en el restaurante que se ubica en este parque pueden incluso cocinar parrilladas con el calor que sale de la tierra, ya que en esta zona, diez metros por debajo, las temperaturas pueden llegar a alcanzar los 600 grados.

Los Hervideros

Otra zona que sin duda no se puede dejar de visitar en unas vacaciones en Lanzarote son los Hervideros. Se trata de un lugar espectacular para conocerlo y también para realizar fotografías puesto que es una zona de costa con acantilados que se formó por erupciones volcánicas. El paisaje cuando rompen las olas es espectacular, sobre todo si hay marejada ya que cuando el agua brava llega a la superficie da la impresión de que la tierra se encuentra en ebullición.

Las Salinas del Janubio

El tercer lugar interesante son las Salinas del Janubio. Se trata de las salinas de mayor tamaño de todas las Islas Canarias conformadas por 44 hectáreas, como podemos leer en este artículo de qué visitar en Lanzarote y vale la pena conocerlas porque su paisaje es realmente curioso y además se trata de un lugar de Interés Científico declarado Espacio Natural Protegido.

Los Jameos del Agua

Este es otro de los lugares que se debe visitar ya que se trata de unas construcciones que han aprovechado los Jameos, una especie de tubos volcánicos cuyo techo se ha derrumbado, y por tanto han quedado cuevas naturales abiertas a la luz que resultan impresionantes. Así bien, estas oberturas y el tubo se han utilizado de base para construir el resto, consiguiéndose una zona maravillosa que incluso cuenta con una piscina turquesa y unas terrazas ideales para tomar algo. Además el paraje también cuenta con un lago natural en el que habitan unos cangrejos albinos, una especie que es endémica de la isla.



La Laguna Verde

El siguiente punto característico de Lanzarote y otro motivo más por el que vale la pena visitar la isla es su maravillosa laguna de color verde. Se trata de un lugar especialmente bello ubicado en el Golfo. Se trata de un espacio natural maravilloso que forma parte del cráter de un volcán. Lo que llama especialmente la atención de ella es su bonito color verde esmeralda, tono que ha adquirido debido a las algas que tiene en su interior y que lo hacen parecer realmente impresionante, sobre todo en contraste con el volcán negro en que se ubica.

El interesante jardín de los cáctus

Este lugar es genial sobre todo para las vacaciones con niños. Es un jardín especial porque está lleno de curiosidades realmente bonitas dónde fotografiarse. Se trata de un jardín de cinco mil metros dónde se pueden observar hasta siete mil especies de cactus diferentes llegadas de distintos lugares del globo que va desde Tanzania hasta México.

Sus paisajes submarinos

Otra de las razones por las que no te puedes perder Lanzarote son sus increíbles paisajes submarinos. Se trata de unas zonas alucinantes para visitarlas con el traje de neopreno dónde se podrá bucear entre tubos volcánicos a través de sus impresionantes aguas cristalinas. En este paseo se podrán observar un gran número de especies diferentes que van desde las morenas hasta las rayas.

El mirador del río

Este mirador ubicado en el Risco de Famara es alucinante para disfrutar de unas impresionantes vistas, aunque el mismo mirador en sí ya es una obra de arte, y sobre todo será maravilloso el contemplar la isla de La Graciosa en todo su esplendor, que también valdría la pena visitar si se tuviera la posibilidad, aunque se trata de un lujo al alcance de pocas personas.

El buen comer

Otro punto a favor de la isla es que allí se come genial. El turismo gastronómico está a la orden del día y es por ello que sin duda no te puedes marchar de la isla sin disfrutar de un buen pescadito o algo de carne de la zona acompañada de queso majorero.

El Volcán la Corona

Por último, el volcán la Corona es sin duda una zona impresionante que vale la pena visitar ya que se trata del punto más alto de la isla. Se trata de un volcán caracterizado por tener un gran cráter y mucha lava y sin duda las vistas desde allí son alucinantes.

Comentaris


No hi ha cap comentari

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat